Plan de año nuevo: Retrospectiva y motivación personal

by Sofia Alvarez December 23, 2018

Plan de año nuevo: Retrospectiva y motivación personal

Estamos en los últimos días del 2018 y ha llegado la hora de hacer una retrospectiva, si leíste nuestro post sobre el poder del agradecimiento ya debes haber empezado a recapitular tus logros alcanzados en los últimos 12 meses y así ir preparando el camino para los que vienen.


Nada más emocionante que sentir que llega otra oportunidad para empezar desde cero, por eso queremos ayudarte a que esta vez tus metas de año nuevo no se queden en fantasías escritas sobre un papel, sino que saques todo el provecho a esta motivación personal que nos invade durante esta época del año.


Como con cualquier plan que desees llevar a cabo, necesitas ser honesta y realista con respecto a los recursos con los que cuentas y además saber cuál es tu punto de partida para emprender los nuevos retos. A continuación te dejamos algunas ideas para planificar el año nuevo y cumplir tus objetivos.


  1. La retrospectiva como Motivación Personal

Haz un repaso de las cosas que lograste alcanzar durante el año, es importante recapitular en qué medida avanzaste para lograr las metas que te propusiste el año pasado, por qué no alcanzaste otras y qué tienes que ajustar.


Necesitas ser consciente de la información y recursos con los que cuentas para empezar a planificar el año nuevo. Haz tu lista de logros y evalúa con comprensión tus avances. Una vez que tengas esta base, es hora de empezar a planear. No pierdas tiempo, practica desde ya para desarrollar los hábitos que necesitas para lograrlo.


  1. Planifica con enfoque y realismo

Piensa muy bien cuáles son los objetivos primordiales en los que deseas enfocarte. Sé que parece obvio, pero es importante que no te dejes llevar por las necesidades, deseos o expectativas de otros para fijar tus metas. No solo porque nunca estarás realmente satisfecho con los resultados, sino porque lo más importante de tus objetivos es que sean una motivación personal súper grande, que los desees de corazón para que tu mente y acciones trabajen para conseguirlos.


No necesariamente debes repetir metas que no hayas cumplido en el pasado, probablemente sean las metas equivocadas y debas concentrarte en otras áreas de tu vida. Las metas del nuevo año deben depender exclusivamente de ti, por eso debes tener mucho cuidado en cómo las enuncias; no tiene ningún sentido si le dejas la responsabilidad y el poder a otros, pues recuerda que estamos hablando de un plan de desarrollo personal .


Para que lo veas más claro, te propongo un ejemplo: tu meta para el próximo año no debe ser que te den un ascenso laboral, sino aumentar tu productividad, finalizar un proyecto o hacer esa propuesta que tienes meses aplazando. En síntesis es ver muy claramente los pasos que debes seguir para alcanzarlo. Cosas que están completamente en tus manos.


Tampoco olvides de enunciar en positivo, esto quiere decir que pienses en lo que quieres lograr y en lo que harás, no en lo que no quieres que pase; este es otro error común que nos lleva a perder poder y responsabilidad de cara a nuestras metas. Evítalo a toda costa.


Ponte objetivos realistas, medibles y sobre todo: que te apasionen. Prioriza y divide tu proyecto personal de año nuevo en fases, una de las formas más comunes de hacerlo y mi preferida es hacerlo por trimestres, esto te ayudará a tener claro si son realmente alcanzables o si, por el contrario, fuiste demasiado ambiciosa.


  1. Prepara una guía salvadora

Tener una guía sobre tus prioridades te ayudará a concentrar tu tiempo de manera efectiva. No puedes tener demasiadas prioridades a la vez, te advertimos que es muy probable que a medida que pasen los días te des cuenta de que habrán cosas que deberás sacrificar.


Mira tu plan siempre como un trabajo en proceso que puede modificarse y no te sientas frustrada por eso. Eso sí, ten bien claras desde el principio esas cosas que no sacrificarás por nada del mundo.


Puede que tu verdadera prioridad sea algo íntimamente ligado a tu superación y motivación personal que no te atrevas a decir en voz alta. Sé honesta, escúchate y concéntrate en las cosas esenciales.

  1. Define un título para tu plan del nuevo año

Dale un nombre a tu 2019. Está bien tener varias metas realistas bien organizadas y planificadas a lo largo del año. Redacta ahora una frase que las englobe a todas: el año para lograr estabilidad laboral, cerrar un ciclo, viajar.


¿Has escuchado que lo que tu mente dice es lo que atraes? Darle un nombre o asociar palabras clave a tu año es otra de las formas de mantenerte enfocada.


Bonus: Tips para triunfar con tu plan de año nuevo


  • Traduce tus metas en acciones específicas.
  • Escríbelas y mantenlas en un lugar visible.
  • Lo que desea tu mente debe estar también en tu corazón.
  • Planifica siendo amable y comprensiva contigo misma, no lo hagas desde la exigencia.
  • Olvida los tiempos y expectativas de otros, hazlo a tu ritmo y a tu gusto.
  • Premia tus logros, reconócelos y sigue motivándote.

Ahí tienes ideas y herramientas que te ayudarán a que el 2019 sea un año de metas cumplidas. Recuerda que esta información no vale nada sin tu concentración y esfuerzo diario enfocado en el logro.


Si tu meta para este nuevo año tiene que ver con emprender y no sabes cómo empezar, te invitamos a leer el post sobre mujeres que emprenden desde casa y te atrevas a intentar algo nuevo este año que llega.


¡Feliz año nuevo!

Sofia Alvarez
Sofia Alvarez


subscribe to our newsletter